domingo, 15 de abril de 2018

LAS MAESTRAS DE LA REPUBLICA


El día en el que el compañero Kilian Cuerda me propuso el acto en Castellón en conmemoración de la 2 República,y hacerlo precisamente con la proyección de la película documental “Las Maestras de la República”, confieso que me vinieron a la mente diversas emociones. Me vino a la mente una querida persona que durante sus años fue uno de los motores de la recuperación de la memoria de lo que significó la FETE (hoy asimilada a otra Federación). Lo digo ya que la defensa de dicha Federación llevada a cabo por el compañero Gerardo Ferández Asenjo, siempre estará entre nosotros como una lucha y un aporte a dicha Federación. Su ánimo, su sonrisa siempre y ganas de ver toda nuestra memoria. De recuperación de todo lo que significó la FETE. Precisamente junto a esta película el buen Gerardo nos dejó un libro precioso sobre dicha memoria histórica de aquellos maestros/as de la República; me refiero al libro “Memoria histórica FETE_UGT Castellón 1931-1938”. Libro donde reivindica a aquellos maestros y maestras de la República, tan solo citar dos que nombra en dicho libro: Soler y Godes, o Palmira Plá, uno de los nombres que también aparecen en el documental. Palmira fue una de las que reconstruyó el PSOE en la Transición y que sería diputada en las Cortes desde 1977 a 1982.

En el acto de Castellón después de visionar la película se abrió un debate en la que intervenimos el compañero Kilian Cuerda, Pedro Liebanay desde la Secretaría de Memoria Histórica de Castellón el compañero Javier Méndez-Vigo.

La enseñanza, que se encontraba en la trastienda de la historia recibió un empujón en la República (algo a veces olvidado), cosa que el documental nos recuerda y recupera totalmente. Pues la República significó: “La dignificación de la profesión docente, la formación y sus funciones, tanto en el centro educativo como el entorno social, formaron parte de los principios sobre los que se asentará la política educativa de la República”. Algo, como bien decía el compañero de Kilian hoy día todavía vemos como a veces se deja de lado. Pero es que además: “Maestros y maestras van a tener una importante consideración al tener en sus manos la tarea de hacer llegar la educación a todos los rincones del país, formando a las nuevas generaciones en los valores de la democracia”. Era la “Educación para la Ciudadanía”, tan mal querida para aquellos descendientes del franquismo.
Llama la atención en el documental como son las mujeres, las maestras las que dan un paso al frente. Algunas de ellas incluso llegaron a implicarse en ejecutivas de la FETE. Se lanzaron a la educación, a la alfabetización del Estado y a la convivencia, no les preocupaba el mezclarse con el pueblo, el enseñar a las personas mayores, fundamentalmente a las mujeres en un Estado donde predominaba el caciquismo, el machismo y el maltrato

Todo esto no hubiera sido posible sin una política educativa. Sobre esta nos habló el compañero Pedro Liebana. Fundamentalmente del papel del director general de Enseñanza Primaria, Rodolfo Llopis. Pedro nos habló precisamente de la política educativa, de lo que significaría para la República. Nos habló del pensamiento poco conocido de este dirigente del socialismo español. Nos habló no sólo de su papel en la República, sino también de todo el papel desempeñado por él mismo durante el exilio, tanto en la FETE como en el PSOE hasta el Congreso de Surennes

Por este el homenaje a aquellos hombres y sobre todo mujeres que siguiendo a Montesori u otras escuelas; pero sobre todo La Institución Libre de Enseñanza cuyo máximo representante fue Francisco Giner de los Rios lucharon y consiguieron llevar a cabo una política educativa mixta, pública y laica que sólo terminaría con una masacre y represión llevadas a cabo por una dictadura fascista.

Bibliografía
Gerardo Fernández Asenjo, Memoria histórica FETE-UGT Castellón 1931-1938 UGT. FETE
Carme Garcia Colmenares y otros, La escuela de la República. Memoria de una ilusión. Catarata 2014 Madrid
Bruno Vargas, Alfredo Liebana y otros, Rodolfo Llopis, pedagogo y político. Fundación Indalecio Prieto


jueves, 11 de enero de 2018

AÑO NUEVO, VIDA VIEJA


Ya hemos pasado las navidades y los reyes, hemos empezado la siguiente cuesta de enero, como cada año que lo único que cambia es el escribir la fecha. Pues la realidad que nos acontece es la misma que ocurría en enero de 2017. Digo la misma perdón me he equivocado, estamos peor. Este año pasado se han perdido ocho millones de horas de trabajo. Se ha firmado más de veinte millones de contratos de los cuales solo un millón novecientos mil aproximadamente, son indefinidos. La mayoría de contratos firmados son contratos basura, contratos de una semana, o por horas o en el mejor de los casos por algunos meses.  (Y un Presidente de este  gobierno nos felicita el año 2018 diciendo “Feliz 2016”)
De otro lado “nuestro entrañable gobierno” a los pensionistas le subirán el 0,25% y a los funcionarios el 1,5% eso si siempre y cuando le aprueben sus presupuestos en las Cortes.
Os habéis puesto a pensar que en Benicarló, con un alto porcentaje de jubilado del sector agrario, cuyas pensiones máximas oscilan de 600 a 800€.
 Por desgracia, no hemos salido de la crisis por más veces que lo repitan en sus medios de propaganda que son las TV. Sabemos lo suficiente sobre lo tremendamente injusto y negativo del hoy en España: sobre desempleo insostenible en adultos y jóvenes; sobre emigrantes forzosos (más de dos millones trescientos mil), pensionistas pobres, investigadores en precario, fracaso en educación, bajos salarios y trabajadores pobres neo esclavos, contratos basura, insuficientes ayudas sociales, escasos recursos contra la violencia machista y otros asuntos de interés público resueltos siempre en contra nuestra.
Y mirar según el Consejo Económico y Social, 422.600 hogares vivían gracias a la pensión de los abuelos con ingresos medios de 840 € y que a pesar de su exigüidad, constituía hasta hoy el último salvavidas de los restos del naufragio económico español, pero teniendo en cuenta que se ha establecido por Ley un mínimo incremento de las pensiones de un 0,25 %, el colchón familiar verá reducido su grosor y se elevará el riesgo de pobreza y fractura social. Así, según el último informe de Intermon Oxfam sobre “Crisis, desigualdad y pobreza”, se advierte que de continuar los recortes sociales, la pobreza en España podría llegar a afectar al 40 % de la población en el horizonte de la próxima década. En la actualidad, según dicha ONG, la tasa de pobreza se situaría en el 27% de la población y afectaría ya a casi 13 millones de personas) y según Cáritas tres millones de personas vivirían ya en situación de “pobreza severa” (menos de 307 euros al mes) mientras el número de millonarios en España habría aumentado un 13% en el último año según datos de Eurostat, con lo que se está agudizando de forma vertiginosa una fractura social de resultados impredecibles.
Fuera aparte del caos circulatorio, cuando cae una nevada y más en una autopista de pago, no nos podemos olvidar de la pobreza energética que afecta a la mayoría de este Estado, donde se enriquecen unos pocos a cuenta de las desdichas de la gran mayoría.
Muchos podríamos pensar que ahora que les dio por eso de hacerse abanderados del constitucionalismo harían cumplir la Constitución del 78 y exigirían aquello que aparece en su Título VIII, artículo 128:
“1.Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.
2. Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.”
 A mí personalmente me da la impresión que la opción de la nacionalización, no solo legítima, sino como a todos los españoles de bien gusta, legal y constitucional vaya a aplicarse. Lo máximo fue la ley Catalana que exigía una consulta previa a Asuntos sociales antes del corte de suministro,  pero tras el recurso de la propia Endesa, los jueces anularon dicha ley en diciembre de 2016.
Un principio de solución sería “la Tasa Tobin” y pagar el estado la Renta Básica a toda la ciudadanía.
José Mª Domínguez