domingo, 2 de diciembre de 2018

EN DEFENSA DE LOS "GILETS JAUNES"




[Eugène Varlin] Codenado a muerte de inmediato, fue obligado a subir la collumna de Montmartre,.., golpeado y humillado por una turba voluble, en lo que su biógrafo calificó como “el calvario de “Eugène Varlin”. Finalmente fue puesto contra una pared y fusilado. Tenía tan sólo treinta y dos años. Tuvieron que disparar dos veces para matarlo. Entre una y otra carga gritó, evidentemente sin arrepentirse, “Vive la Comune!”... Y fue en ese lugar, donde se construyó la Basílica del Sacré- Coeur” [David Harvey, Senderos del mundo]

¿Por qué la cita? Realmente es una elección a conciencia. París es una de las ciudades preferidas, cosmopolita, pero al mismo tiempo la cuna de los Derechos del Hombre, de aquellos derechos que conquistó una “burguesía revolucionaria”, pero adentrándome todavía más reivindico el jacobinismo, el ala izquierda de la revolución; aquellos que junto a Robespièrre defendían por encima de cualquier derecho el “derecho a la existencia”.
No pongo por encima de nada la “tranquilidad y el sosiego de la clase burguesa” ni la paz de su ciudad que comienza en los Campos Eliseos, prefiero pasear por la Sorbona y divisar la Plaza de Saint Michel, donde comenzó la liberación de Paris de las tropas nazis en 1945, o el Saint Michel del Mayo 68 donde la alianza entre estudiantes y obreros pidieron “lo imposible. Hay que abandonar la ciudad burguesa y adentrarnos en la periferia o en la banlieu. Pasearse por el París de La Commune y ver los lugares como el barrio de Montmatre- esa colina desde donde se divisa todo París- y recorrer dicho barrio. Entender la burguesía vencedora y represora de la Commune; una represión que fue a sangre y fuego fusilando a miles de obreros de la Commune. Y como colofón la construcción del Sacré- Coeur como expiación de los pecados de la turba, del populacho. Precisamente cuando uno se pasea por la Basílica uno puede llegar a la capilla de Jesús Obrero que se encuentra casi exactamente en el lugar donde transcurrió el “calvario de Eugène Varlin”. Es normal que el populacho baje a la ciudad burguesa (los Campos Eliseos) a recordar que existe, hacer visible su miseria allá donde las bacanales burguesas se desarrolla , en fin a perturbar esa paz que se cimenta en la explotación de una fuerza de trabajo tanto interna como externa.

Algo que a veces olvidamos es el hecho de que “la naturaleza aborrece el vacío”. Cuando el sindicalismo de clase no se da cuenta de la realidad o cuando abandona la misma por las migajas de los beneficios, ese vacío es ocupado por alguien que todos sabemos perfectamente quien es. La rabia y la espontaneidad al final puedede ser dirigida por los que no quieren llevar al movimiento al terreno del racismo y la xenofobia. Pero el movimiento es el movimiento de los precarios, de los excluidos de las grandes urbes. Los sindicatos de clases hasta hoy han preferido la negociación y el facto frente al hecho de “organizar” la cólera y la rabia.

Pero ¿quienes son los “chalecos amarillos”? Son un movimiento heterogéneo y por consiguiente interclasista. Si estudiaramos a los sociologos contemporáneos, como Sidney Tarrow o Charles Tilly nos daríamos cuentas de que ya no podemos entender nuestras sociedades partiendo del “conflicto clásico”. Hoy día en la “mundialización capitalista” la situación es bien distinta. El activismo es transnacional, pero puede partir de lo local- tal como pasó con el 15M. La política que nos imponen desde las instituciones tanto nacionales como transnacionales (FMI, BM, UE) conlleva a que no quede mas remedio que conquistar el espacio público de las calles. Los “chalecos amarillos” es la expresión de la rabia y de la cólera de los “miserables” expulsados de la urbe. El capitalismo vuelve a construir su espacio geográfico y expulsa de sus casas y palacios a los precarios y excluidos. Por dicha situación este movimiento es interclasista compuesto por los trabajadores precarios y por clases populares expulsados a la periferia por la subida de la burbuja inmobiliaria

Algún reformista o social- liberal podrá hacerse la siguiente pregunta: ¿sólo por la gasolina? Pero qué existe detrás de la gasolina. En primer lugar “el abandono por parte del Estado de una política de defensa de los servicios públicos”. A la vez el abandono de una fiscalidad progresiva, que supone el incremento de los impuestos indirectos frente a los directo, con lo que se grava realmente a las clases populares. Hoy día el coche, para la inmensa población que vive en la periferia, no es un capricho de lujo. No, el coche es un instrumento de trabajo que necesitan para ir a trabajar, para llevar a sus hijos a la escuela, para visitar al médico etc.. La subida de los impuestos indirectos como la taxa del gasoil supone una merma en las condiciones sociales de amplias capas de la población, más si son trabajadores precarios. Si, ¡si hay que movilizarse por la gasolina! Al menos, mientras el Estado continúe defendiendo las privatizaciones de lo público y no haya una política clara de servicios públicos.

Lo que está en juego en esta movilización no es otra cosa que la vuelta a la realidad. Aquella que nos han impuesto desde las instituciones transnacionales (FMI, UE) y que tienen como eje la austeridad y los bajos salarios. Lo que nos están mostrando el movimiento de los “chalecos amarillos” no es más que la existencia de una crisis profunda del régimen que está deslegitimando al poder mismo del Estado. Pero al mismo tiempo este “populismo desde abajo” desprovisto de estructura sindical y política nos están señalando una “crisis del conjunto de las organizaciones sindicales

Quiere decir todo esto que es un movimiento dominado por el fascismo. No, ni mucho menos. El que defienda esto vive en un mundo platónico donde la realidad es subliminada. No olvidemos lo que ocurrió el 15M. Los dirigentes de los Partidos tradicionales también les acusaban de lo mismo; es verdad que allí como aquí pueden haber elementos del fascismo, pero el problema reside en que el “vacío” dejado por las organizaciones tradicionales es ocupado por alguien. Y nos encontramos en ese impasse en el que hay una lucha para ocuparlo.

Pero cuales son realmente las reivindicaciones de este movimiento, que no sólo se refieren a la gasolina. El movimiento ya ha enviado a los medias y a los diputado un comunicado con cuarenta reivindicaciones entre las que quisiera destacar las siguientes:
    • supresión de la subida de los carburantes
    • jubilación a los 60
    • restablecimiento del impuesto para las grandes fortunas
    • subida del Salario Mínimo (a 1300€)
    • recuperación de los Servicios Públicos
    • progresividad en el impuesto de la renta
    • favorecer los pequeños comercios
    • que Mac Donald's, Google, Amazon y Carrefour paguen más impuestos
    • Sistema de Seguridad Social para todos

Por lo visto reivindicaciones muy de derechas. En fin, lo que está ocurriendo es una revuelta popular contra la política neoliberal de Macron. Por eso, los parias, los miserables de la periferia y de la banlieu bajan todos los fines de semana a las puertas de la ciudad burguesa (los Campos Eliseos). Son los vándalos, como los llama algún reformista. Yo, personalmente, prefiero este vandalismo a la represión burguesa que no tiene límites y que últimamente ya utiliza hasta granadas. Ya habrá tiempo, de que los miserables o el “ángel caído” vuelva a ser expulsado de la casa burguesa y reine la paz de los cementerios.

Javier Méndez-Vigo

domingo, 15 de abril de 2018

LAS MAESTRAS DE LA REPUBLICA


El día en el que el compañero Kilian Cuerda me propuso el acto en Castellón en conmemoración de la 2 República,y hacerlo precisamente con la proyección de la película documental “Las Maestras de la República”, confieso que me vinieron a la mente diversas emociones. Me vino a la mente una querida persona que durante sus años fue uno de los motores de la recuperación de la memoria de lo que significó la FETE (hoy asimilada a otra Federación). Lo digo ya que la defensa de dicha Federación llevada a cabo por el compañero Gerardo Ferández Asenjo, siempre estará entre nosotros como una lucha y un aporte a dicha Federación. Su ánimo, su sonrisa siempre y ganas de ver toda nuestra memoria. De recuperación de todo lo que significó la FETE. Precisamente junto a esta película el buen Gerardo nos dejó un libro precioso sobre dicha memoria histórica de aquellos maestros/as de la República; me refiero al libro “Memoria histórica FETE_UGT Castellón 1931-1938”. Libro donde reivindica a aquellos maestros y maestras de la República, tan solo citar dos que nombra en dicho libro: Soler y Godes, o Palmira Plá, uno de los nombres que también aparecen en el documental. Palmira fue una de las que reconstruyó el PSOE en la Transición y que sería diputada en las Cortes desde 1977 a 1982.

En el acto de Castellón después de visionar la película se abrió un debate en la que intervenimos el compañero Kilian Cuerda, Pedro Liebanay desde la Secretaría de Memoria Histórica de Castellón el compañero Javier Méndez-Vigo.

La enseñanza, que se encontraba en la trastienda de la historia recibió un empujón en la República (algo a veces olvidado), cosa que el documental nos recuerda y recupera totalmente. Pues la República significó: “La dignificación de la profesión docente, la formación y sus funciones, tanto en el centro educativo como el entorno social, formaron parte de los principios sobre los que se asentará la política educativa de la República”. Algo, como bien decía el compañero de Kilian hoy día todavía vemos como a veces se deja de lado. Pero es que además: “Maestros y maestras van a tener una importante consideración al tener en sus manos la tarea de hacer llegar la educación a todos los rincones del país, formando a las nuevas generaciones en los valores de la democracia”. Era la “Educación para la Ciudadanía”, tan mal querida para aquellos descendientes del franquismo.
Llama la atención en el documental como son las mujeres, las maestras las que dan un paso al frente. Algunas de ellas incluso llegaron a implicarse en ejecutivas de la FETE. Se lanzaron a la educación, a la alfabetización del Estado y a la convivencia, no les preocupaba el mezclarse con el pueblo, el enseñar a las personas mayores, fundamentalmente a las mujeres en un Estado donde predominaba el caciquismo, el machismo y el maltrato

Todo esto no hubiera sido posible sin una política educativa. Sobre esta nos habló el compañero Pedro Liebana. Fundamentalmente del papel del director general de Enseñanza Primaria, Rodolfo Llopis. Pedro nos habló precisamente de la política educativa, de lo que significaría para la República. Nos habló del pensamiento poco conocido de este dirigente del socialismo español. Nos habló no sólo de su papel en la República, sino también de todo el papel desempeñado por él mismo durante el exilio, tanto en la FETE como en el PSOE hasta el Congreso de Surennes

Por este el homenaje a aquellos hombres y sobre todo mujeres que siguiendo a Montesori u otras escuelas; pero sobre todo La Institución Libre de Enseñanza cuyo máximo representante fue Francisco Giner de los Rios lucharon y consiguieron llevar a cabo una política educativa mixta, pública y laica que sólo terminaría con una masacre y represión llevadas a cabo por una dictadura fascista.

Bibliografía
Gerardo Fernández Asenjo, Memoria histórica FETE-UGT Castellón 1931-1938 UGT. FETE
Carme Garcia Colmenares y otros, La escuela de la República. Memoria de una ilusión. Catarata 2014 Madrid
Bruno Vargas, Alfredo Liebana y otros, Rodolfo Llopis, pedagogo y político. Fundación Indalecio Prieto


jueves, 11 de enero de 2018

AÑO NUEVO, VIDA VIEJA


Ya hemos pasado las navidades y los reyes, hemos empezado la siguiente cuesta de enero, como cada año que lo único que cambia es el escribir la fecha. Pues la realidad que nos acontece es la misma que ocurría en enero de 2017. Digo la misma perdón me he equivocado, estamos peor. Este año pasado se han perdido ocho millones de horas de trabajo. Se ha firmado más de veinte millones de contratos de los cuales solo un millón novecientos mil aproximadamente, son indefinidos. La mayoría de contratos firmados son contratos basura, contratos de una semana, o por horas o en el mejor de los casos por algunos meses.  (Y un Presidente de este  gobierno nos felicita el año 2018 diciendo “Feliz 2016”)
De otro lado “nuestro entrañable gobierno” a los pensionistas le subirán el 0,25% y a los funcionarios el 1,5% eso si siempre y cuando le aprueben sus presupuestos en las Cortes.
Os habéis puesto a pensar que en Benicarló, con un alto porcentaje de jubilado del sector agrario, cuyas pensiones máximas oscilan de 600 a 800€.
 Por desgracia, no hemos salido de la crisis por más veces que lo repitan en sus medios de propaganda que son las TV. Sabemos lo suficiente sobre lo tremendamente injusto y negativo del hoy en España: sobre desempleo insostenible en adultos y jóvenes; sobre emigrantes forzosos (más de dos millones trescientos mil), pensionistas pobres, investigadores en precario, fracaso en educación, bajos salarios y trabajadores pobres neo esclavos, contratos basura, insuficientes ayudas sociales, escasos recursos contra la violencia machista y otros asuntos de interés público resueltos siempre en contra nuestra.
Y mirar según el Consejo Económico y Social, 422.600 hogares vivían gracias a la pensión de los abuelos con ingresos medios de 840 € y que a pesar de su exigüidad, constituía hasta hoy el último salvavidas de los restos del naufragio económico español, pero teniendo en cuenta que se ha establecido por Ley un mínimo incremento de las pensiones de un 0,25 %, el colchón familiar verá reducido su grosor y se elevará el riesgo de pobreza y fractura social. Así, según el último informe de Intermon Oxfam sobre “Crisis, desigualdad y pobreza”, se advierte que de continuar los recortes sociales, la pobreza en España podría llegar a afectar al 40 % de la población en el horizonte de la próxima década. En la actualidad, según dicha ONG, la tasa de pobreza se situaría en el 27% de la población y afectaría ya a casi 13 millones de personas) y según Cáritas tres millones de personas vivirían ya en situación de “pobreza severa” (menos de 307 euros al mes) mientras el número de millonarios en España habría aumentado un 13% en el último año según datos de Eurostat, con lo que se está agudizando de forma vertiginosa una fractura social de resultados impredecibles.
Fuera aparte del caos circulatorio, cuando cae una nevada y más en una autopista de pago, no nos podemos olvidar de la pobreza energética que afecta a la mayoría de este Estado, donde se enriquecen unos pocos a cuenta de las desdichas de la gran mayoría.
Muchos podríamos pensar que ahora que les dio por eso de hacerse abanderados del constitucionalismo harían cumplir la Constitución del 78 y exigirían aquello que aparece en su Título VIII, artículo 128:
“1.Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.
2. Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.”
 A mí personalmente me da la impresión que la opción de la nacionalización, no solo legítima, sino como a todos los españoles de bien gusta, legal y constitucional vaya a aplicarse. Lo máximo fue la ley Catalana que exigía una consulta previa a Asuntos sociales antes del corte de suministro,  pero tras el recurso de la propia Endesa, los jueces anularon dicha ley en diciembre de 2016.
Un principio de solución sería “la Tasa Tobin” y pagar el estado la Renta Básica a toda la ciudadanía.
José Mª Domínguez 

domingo, 17 de diciembre de 2017

Marx y la clase obrera

Marx pensó en su época que el socialismo estaba al caer; también lo pensó Lenin. Pero en la realidad el capitalismo ha seguido firme en su desarrollo. Eso implica que bajo las relaciones de producción capitalista las fuerzas productivas pudieron desde aquel entonces seguir desarrollándose y lo han hecho de un modo prodigioso. Las formas del valor y las formas mercantiles se han consolidado y han brotado algunas nuevas. De ahí que El Capital, que debe pasar como la mejor obra teórica que analiza las formas de valor y formas mercantiles en general, siga teniendo total vigencia. Aunque es cierto que hay formas del valor o formar mercantiles nuevas que no existían en tiempos de Marx y que por consiguiente él no analizó, como pueden ser los derivados, esto no implica que El Capital haya quedado obsoleto. Marx nos proporcionó las herramientas teóricas para analizar las nuevas formas mercantiles. Pensemos en los derivados: se trata básicamente de asegurarme hoy en precio lo que va a suceder en el futuro. Yo he pactado comprar harina al precio de 200 euros la tonelada de trigo; si llegada la fecha de vencimiento del contrato el precio de la tonelada de trigo ha subido a 300 euros, yo seguiré pagando 200 euros. Pero yo puedo vender ese derecho y hacerlo por 280 euros, por ejemplo, embolsándome así una ganancia especulativa de 80 euros por tonelada. Aquí el derecho de compra se ha transformado en una mercancía. El capitalismo se caracteriza por convertirlo todo en mercancía. La  forma económico-social de los derivados merece sin duda un análisis más detallado, pero con lo dicho nos basta para demostrar que las herramientas proporcionadas por Marx son suficientes para analizar esas formas económicas. No niego tampoco la necesidad de estas nuevas formas económicas; lo que cuestiono es el sistema de apropiación de las ganancias especulativas. Todas las ganancias especulativas producidas por los efectos ciegos del mercado deben ser propiedad del Estado. La clave está en el sistema de propiedad y no en las formas económicas.
Cuando hablamos de la esencia y de la apariencia. Los empiristas y neopositivistas niegan la esencia, como si se tratara de  una cosa oculta, misteriosa e inaccesible. Para esta corriente filosófica solo existen las relaciones aparentes, camino que sigue la economía convencional. Esto se debe a que su método de pensamiento es  metafísico: captar las cosas en las formas de ser y no como procesos. Los marxistas dogmáticos, por el contrario, solo piensan en términos de esencia y niegan la importancia de la apariencia. Pero Marx hereda el pensamiento de Hegel, de manera que considera que la realidad se compone de apariencia y de esencia, y asume un principio fundamental: la apariencia es la manifestación de la esencia. Su punto de partida son las relaciones esenciales y estudia después como se transforman en relaciones aparentes. Basta como ejemplo la sección primera del libro tercero titulada La transformación de la plusvalía en ganancia y de la cuota de plusvalía en cuota de ganancia. No obstante, no siempre el camino en Marx parte de la esencia para llegar a la apariencia, en ocasiones es al revés: al inicio de El Capital se parte del valor de cambio para llegar al valor. Pero una vez analizada la naturaleza del valor, la relación esencial, retorna al análisis de las formas del valor, las relaciones aparentes. Todo el conjunto conlleva a:
Que Aquellos que durante las pasadas décadas han estado anunciando la muerte de la clase obrera y de los movimientos obreros tienden a fijarse únicamente en aquella parte del proceso de formación de la clase que implica descomposición. Pero si trabajamos desde la premisa de que las clases obreras mundiales  y los movimientos obreros están constantemente formándose, descomponiéndose y reformándose, entonces tendremos un poderoso antídoto contra esa tendencia a pronunciarnos prematuramente sobre la muerte de la clase obrera cada vez que una clase obrera específica se descompone. La muerte del movimiento obrero ya se pronunció prematuramente a comienzos del siglo XX, conforme el ascenso de la producción en masa minaba la fuerza de los obreros-artesanos; y de nuevo se enunció prematuramente a finales del siglo XX. Al centrarnos en la formación, descomposición y reformación de las clases obreras, estaremos en condiciones de observar el estallido de nuevas luchas, tanto de las nuevas clases obreras en formación como de las viejas clases obreras en descomposición; esto es, las luchas de aquellos que están experimentando tanto el lado creativo como destructivo del proceso de acumulación capitalista, respectivamente. Yo he denominado a estas luchas como protestas obreras Tipo Marx y Tipo Polanqui. Las protestas obreras Tipo Marx están compuestas por las luchas de las nuevas clases obreras emergentes, que desafían su estatus de mano de obra barata y dócil. Las protestas obreras Tipo Polanqui están compuestas por las luchas de las clases obreras ya establecidas, que defienden sus modos de vida y sustento, incluidas las concesiones que el capital y el Estado les ha concedido en las previas oleadas de lucha. En el presente aumento de las luchas podemos ver ambos tipos de protestas: la oleada de huelgas de la nueva clase obrera migrante en China se correspondería con el tipo nueva clase obrera en formación y las protestas anti-austeridad en Europa se corresponderían con el tipo descomposición de las clases obreras ya establecidas.
El optimismo de Marx acerca del internacionalismo obrero y el poder transformador de las luchas proletarias se debía en parte a que los tres tipos de luchas (la de aquellos que se incorporan al trabajo asalariado en su última fase de expansión material, la de aquellos que están siendo expulsados como consecuencia de la última ronda de restructuración, y la de aquellos que el capital no necesita) se hallaban dentro de los mismos hogares y comunidades obreras. Vivían juntos y luchaban juntos. Dicho de otra forma, Marx esperaba que las diferencias dentro de la clase (entre empleados y desempleados, activos y ejército de reserva, aquellos que tienen capacidad para imponer costosas disrupciones al capital en los centros de producción y aquellos que sólo tienen capacidad para interrumpir la paz en las calles) no se solaparan con las diferencias de ciudadanía, raza, etnicidad o género. Como tales, los obreros que encarnaban los tres diferentes tipos de conflicto obrero eran una sola clase obrera con un poder y unas demandas comunes, y con la capacidad de desarrollar una perspectiva post-capitalista que prometía la emancipación de toda la clase obrera mundial. Históricamente, no obstante, el capitalismo se ha desarrollado acompañado del colonialismo, el racismo y el patriarcado, dividiendo a la clase obrera en distintos estatus (como la ciudadanía, la raza/etnicidad y el género) y embotando su capacidad para desarrollar una perspectiva emancipadora para la clase en su conjunto. Hoy hay  otras señales que indican que estas divisiones se están debilitando, si no rompiendo, abriéndose perspectivas a nivel local, nacional e internacional para unas movilizaciones capaces de reunir en solidaridad a los protagonistas de los tres tipos de protestas obreras y de generar proyectos de emancipación transformadora para el siglo XXI.

III CONGRESO PROVINCIAL DEL PSPV/PSOE DE CASTELLON

Este fin de semana se ha celebrado el III Congreso Provincial del PSPV/PSOE de Castellón en la ciudad de Almenara. En dicho congreso se despedía F. Colomer como Secretario General. No quisiera continuar sin decir unas breves palabras sobre Francecs. Palabras que van más allá de la política. Al amigo Francecs lo conocí siendo un joven allá por 1983 y lo primero que tengo que señalar es que nunca ha dejado de ser una gran persona, de esas que son siempre leales, de las que con solo mirar a los ojos sabes que siente lo que dice y dice lo que siente. A nivel político - como dirigente de la provincia siempre fue tolerante y comprensivo, quizás sea por el hecho de que la "ilustración" y aquella primera modernidad de Bartolomé de las Casas corre todavía por sus venas. Por otra parte, durante estos años ha construido el sedimento de la organización que hoy recoge el Primer Secretario elegido en Primarias. Y como dijo en su discurso final Ernest Blanch la figura de Francesc ya pertenece a nuestro Patrimonio. Por esto el discurso de Francesc fue como él. Defendiendo la pluralidad y no teniendo miedo reconocer sus posibles errores. La dignidad del socialismo recorre su ser. Por todo eso y otras cosas este pequeño homenaje.

En las Primarias estuvimos al lado de Ernest no solo por "ser el futuro" sino porque representa el republicanismo y la izquierda, Representa también la certeza de que es fiel a sus ideas, porque también viene de un buen tronco y sus venas han sido regadas por sabia socialista. Ya despues del triunfo en las Primarias estuvimos dispuestos a continuar hablando con Ernest, por sus propuestas y por la perspectiva que tiene hacia el mañana. Por esta mismas condiciones cuando nos llamó proponiendonos una Secretaria aceptamos. Una secretaria - como la de la Memoria Histórica- que supone aprender de aquellos que sufrieron y los que sufren todavía las consecuencias de una  "larga noche", pero que también significa por luchar por la Justicia y por devolver la Dignidad a aquellos que sufrieron la ignominia
Izquierda Socialista de Castellón entra tanto en la Ejecutiva como en el Comité Provincial- donde entra el compañero Jose María Dominguez. El Congreso terminó eligiendo una Ejecutiva amplia de 60 Secretarias. Recogiendo las distintas sensiblidades. Amplia pero que no debe ser óbice para conseguir una buena finalidad. Una ejecutiva donde hay un elenco de militantes de gran prestigio y donde existen excelentes personas y socialistas.
Por todo lo dicho GRACIAS a tod@s y especialmente a Ernest Blanch
Salud y República
Javier Méndez-Vigo
Coordinador Provincial de IS


domingo, 2 de diciembre de 2012

DECLARACIONES DE JUAN ANTONIO DEL BARRIO (Portavoz Federal de IS)

“El PSOE o acaba como el PASOK griego o retoma la senda de la izquierda y busca el entendimiento con el resto de la izquierda”




Dijo que en las filas socialistas se tiene que abandonar la idea de que las únicas siglas buenas y válidas para defender posturas de izquierdas son las del PSOE. 

Audio de la entrevista
  
SB-Noticias.- Juan Antonio Barrio de Penagos, portavoz federal de Izquierda Socialista (IS), corriente de opinión del PSOE, reflexionó en La Trapera de Radio San Borondón el papel que está jugando su partido en estos momentos en los que parece no comprender que el divorcio con la ciudadanía es debido al abandono de las tesis de izquierdas y dijo que se está andando un camino paralelo al PASOK en Grecia al que la gente de izquierdas no mira como tal y por tanto no vota.

Juan Antonio Barrio dijo que el PSOE tiene que volver a convertirse en referente de la izquierda sin dar la espalda a otras formaciones de este ámbito, siendo la unidad de las formaciones de izquierdas un hecho fundamental, al más puro ejemplo de lo ocurrido en Grecia en torno a Syriza y al respecto señaló que hay dos experiencias claras, por ejemplo Syriza (Grecia), con su líder Alexis Tsipras al frente, ha estado apoyando a Izquierda Unida y Xosé Manuel Beigas en las pasadas elecciones de Galicia, ha estado con Joan Herrera (ICV-EUiA) en las elecciones catalanas, lugares en los que ha habido avances claros de esas posiciones.

En este sentido, dijo que la dinámica de los hechos es clara o el PSOE acaba como el PASOK griego, una situación que se puede corregir porque ese camino ya ha sido andado por la formación griega y de ellos se puede aprender, o se retoma la senda de la izquierda y se busca el camino del entendimiento con el resto de la izquierda.

Aclara el dirigente de IS que eso no quiere decir que el PSOE o el PSC abdiquen de su papel de luchar en primera línea y tratar de ser la primera fuerza de la izquierda, manteniendo un lugar preponderante, pero no menos cierto es que el partido tiene que recuperar una senda de humildad y darse cuenta de que esta realidad existe.

Como ejemplo de lo que habla indica el papel de Joan Herrera (ICV), quien ha mejorado tres escaños en las elecciones catalanas desde la humildad y el trabajo cercano a los ciudadanos y sin desviarse ni un ápice de sus reivindicaciones a lo largo de la legislatura, ni de sus críticas a los recortes, ni de sus proclamas para acabar con las desigualdades sociales y los desahucios, posturas totalmente coherentes y correctas en una formación y en un líder de izquierdas, luego esa estrategia claramente de izquierdas tendría que ser aceptada en esa comunidad por el conjunto de la izquierda con independencia de quien sea quien la proponga.

Barrio de Penagos dijo que en las filas socialistas se tiene que abandonar la idea de que las únicas siglas buenas y válidas para defender posturas de izquierdas son las del PSOE y se debe igualmente empezar un movimiento de unidad y para ello se tiene que hacer una profunda transformación del partido desde la base porque en definitiva no se trata de la casa común, sino de la causa común.

sábado, 3 de noviembre de 2012

AUTOCRÍTICA


 Ciertamente, fue un error la reforma de la Constitución, modificando su artículo 135 para en él introducir el objetivo del límite de déficit en las cuentas públicas y, lo más grave, el compromiso de atender por parte de las administraciones a las obligaciones del pago de la deuda de forma absolutamente prioritaria –así quedó expresamente establecido-. De enorme desacierto lo calificamos en su día los cuatro diputados del Grupo Parlamentario Socialista que en la pasada Legislatura no votamos a favor de esa reforma promovida por el gobierno del PSOE que apoyábamos. También nos manifestamos contra el “procedimiento exprés” que se empleó. Ante una cuestión crucial, actuamos en consecuencia al no estar de acuerdo con dicha reforma ni por la forma ni por el contenido, ya que no sólo no frenaría la especulación financiera, sino que además iba a suponer una tremenda cuña neoliberal en el texto constitucional. Se abría paso la sacralización del déficit cero y una peligrosa absolutización del pago de la deuda que acabaría atentando contra las políticas públicas del Estado social. Los brutales recortes padecidos por la ciudadanía, cuando nuestro país está metido en el infernal círculo de la deuda, lo confirman. 


   Quienes actuamos como se acaba de narrar no podemos más que dar por buenas las recientes declaraciones del presidente de la Junta de Andalucía reconociendo lo erróneo de aquella reforma. Con ello, el también secretario general de los socialistas andaluces y presidente del PSOE ha dado un paso importante hacia la autocrítica de una formación política que ha de hacer balance de su trayectoria teniendo que afrontar una pérdida incontenible de votos y un fuerte deterioro de su credibilidad. Lo que cabe añadir es que la autocrítica no puede quedarse en gesto puntual, en la superficie de unos hechos que requieren análisis en profundidad. De poco sirven peticiones de perdón cuando lo que procede es neutralizar las consecuencias de lo criticado y poner los medios para recomponer las cosas tras el cambio que con tan mala fortuna se hizo.

   A la obligada autocrítica habrá que aplicar lo que decía Marx de la imprescindible crítica: hágase “sin contemplaciones”, de manera que “no se asuste ni de sus consecuencias ni de entrar en conflicto con los poderes establecidos”. Hacer autocrítica implica también en este caso colisionar con poderes económicos bendecidos por la ideología neoliberal de la que se ha visto contaminado un PSOE escaso de resistencia frente el capitalismo financiero. Pero también frente a poderes de andar por casa, mas con mucho potencial de corrosión –por corrupción- de la credibilidad ante la ciudadanía. La autocrítica debe llegar asimismo al hecho de no asumir como se hubieran debido las responsabilidades políticas ante el caso de los EREs. También lo dijimos en su día. 


Jose Antonio Pérez Tapias

JJo