lunes, 20 de febrero de 2012

BASTA DE REPRESIÓN

Ante los hechos acaecidos en Valencia en los últimos días, JSPV-València Ciutat nos oponemos frontalmente a la brutalidad policial y a la actitud de represión institucionalizada contra las manifestaciones pacíficas de la ciudadanía.

Consideramos justas las reclamaciones de un colectivo de estudiantes que solo piden lo que legítimamente les pertenece, el derecho a una educación pública y de calidad, que no puede estar sujeto a una situación de crisis económica, ni su defensa a delegaciones de gobierno de corte autoritario.

Nuestros compañeros y compañeras han participado y seguirán participando en las protestas. La juventud es el motor de cambio, y estos días estamos viviendo en primera persona cómo se quieren ahogar nuestras voces con la política del miedo.

Los recortes en educación que está aplicando la derecha más antisocial, supone hipotecar el futuro económico y social de este país. Quien concibe los presupuestos en educación como un gasto y no como una inversión, no lo hace arbitrariamente, sino que responde a una estrategia privatizadora, un ataque directo a nuestro Estado del Bienestar y a los logros conquistados a lo largo de generaciones.

Vemos cumplida una vez más la máxima de que “si no te ocupas de la política la política se ocupará de ti”. La participación y movilización ciudadana que se vive en las calles estos días, con gente concentrándose sin miedo a las represalias, demuestra que la sociedad valenciana esta más viva de lo que demuestran las mayorías absolutas de la derecha, y que en absoluto tiraremos la toalla en nuestras reivindicaciones.

Entendemos y compartimos, más si cabe estos días, la indignación de la sociedad. Intolerables declaraciones como las del Jefe superior de Policía de Valencia llamando “enemigos” a los manifestantes, motivo de cese en un estado democrático, no hacen más que alimentar la rabia ciudadana.

La delegada del gobierno en el País Valenciano, Paula Sánchez de León, es responsable directa del atropello policial ocurrido en nuestras calles y, por tanto, exigimos su dimisión inmediata, así como que el presidente del gobierno valenciano, Alberto Fabra, de la cara y no siga escondiéndose.

El Partido Popular ha lanzado un órdago a la sociedad civil, esta lo ha aceptado y no esta dispuesta a permanecer pasiva. Joves Socialistes apoyaremos las manifestaciones pacíficas de la ciudadanía, alzaremos la voz contra los abusos y las injusticias, y seguiremos diciendo NO a la política del partido más antisocial y reaccionario.

COMISION EJECUTIVA LOCAL DE JSPV-València ciutat