domingo, 11 de octubre de 2009

JORNADAS DE IS-PSOE [I]



El fin de semana del 3 de Octubre se celebró unas jornadas de formación de la Corriente de IS-PSOE en la sede de Ferraz. Ya el formato tiene sus propios límites... Por esto mismo no quiero relatar simplemente lo que allí ocurrió. Sino que pretendo lanzar ideas que permitan abrir el debate a largo plazo.

En primer lugar se abrió una mesa para hablar de la Crisis y sus causas. El compañero Borrell realizó una estupenda exposición sobre como comenzó la crisis y a que se debió; pero en su conclusión (la de un rector de Universidad) adoleció de determinados "silencios". En primer lugar llegó a afirmar que la crisis pilló en "fuera de juego" a todos los economistas. El compañero Borrell supongo que se referíría a los economistas de la socialdemocracia. Ya que para los economistas marxistas se estaban dando las condiciones para esta crisis desde hacía tiempo. Simplemente citaré un artículo del año 2000 [En el filo de la navaja, Alan Woods y Ted Grant]: "En la última década el poder de los bancos y el monopolio ha alcanzado niveles históricos. La mejor expresión de este fenómeno se puede ver en el aumento sin precedentes del poder de los bancos centrales en los últimos veinte años. La vieja idea de los reformistas y keynesianos de arreglar el capitalismo se sostenía en la idea de que los gobiernos pueden manipular la economía, utilizando instrumentos como los tipos de interés. Ahora todo esto ha cambiado. Los bancos centrales exigen total independencia para controlar los tipos de interés...". Y continúan más adelante diciéndonos que "el intento de regresar a las antiguas y desacreditadas pòlíticas ortodoxas de presupuestos equilibrados y "dinero sano" ha originado nuevas contradicciones insolubles. El giro hacia el monetarismo en los años ochenta originó la recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial en EEUU y Gran Bretaña. Por estos medios es verdad que han logrado controlar la inflación al menos temporalmente... Pero lo han conseguido destruyendo una gran parte del aparato productivo, con profundos recortes en el gasto público y ataques a los niveles de vida, medidas todas que al reducir el mercado agravan aún más la crisis".

La acumulación capitalista, sobre todo desde la década de los 80, se ha realizado sobre las espaldas de los trabajadores. Con la derrota del estalinismo el capitalismo se embarcó en un imperialismo senil y bárbaro, hacia la conquista de nuevos mercados y hacia la apropiación de los recursos naturales. Pero para lo dicho necesitaba la vuelta al siglo XIX, con un retroceso de los derechos económicos y sociales que han supuesto la aparición de lo que la nueva sociología a venido a denominar los trabajadores pobres. Y esto es lo que a veces olvidamos. Sin embargo el capitalismo no ha dejado de moverse bajo una ley que se basa en que: "Los beneficios de los capitalistas sólo puede venir del trabajo no pagado a los trabajadores. El aumento de la composición orgánica de capital conduce inevitablemente a la caída de la tasa de beneficio" [Alan Woods]

¿Cuál es la alternativa? El compañero Borrell la dejó para el debate. ¿Es una vuelta al Keynesianismo? El neoconservador Reagan (presidente los USA) salió de la crisis mediante el keynesianismo militar, es decir con una fuerte inversión en Defensa y en nuevas tecnología aplicadas a lo militar. Con esto estamos diciendo que el keynesianismo implica una fuerte intervención estatal para solucionar desigualdades, pero también para implementar la demanda y volver al consumismo. Ahora bien, para esto se necesita unas instituciones políticas (Sindicato, patronal y Estado) que permitan pactos sociales. Esto sólo ha sido posible cuando existía el estalinismo, que conllevó que el movimiento obrero tuvieran unos derechos sociales y económico muy importantes. Ahora bien, ¿es esto posible cuando ya no existe el "enemigo rojo"? ¿Es esto posible cuando se ha desregulado el mercado? ¿Es posible sin unos sindicatos fuertes? ¿Es posible con un Estado mínimo, que sólo sirve para mantener la seguridad (privada)?....

Otro de los ponentes fue Jose Mª Zufiazur (antiguo dirigente de la UGT. Nos habló del papel del "trabajo" y de lo que ha significado la crisis para el mismo. Las empresas ya no son grandes talleres (fordismo) sino que han devenido difusas y flexibles, lo que conllevan a un nuevo tipo de trabajador ya una nueva disciplina para el trabajados. Nos habló de que cerca de un 37% de los parados corren el riesgo de caer en la pobreza y que el fracaso escolar es de cerca de un 32%.

Sin embargo, no nos habló de la nueva pobreza que expulsa hacia la exclusión social a los parados. No nos habló de que el capitalismo mediante la ideología "neoliberal" al desregular las relaciones sociales de producción ha hecho aparecer la figura del precario. En suma el capitalismo depravador no quiere que los países del Tercer Mundo tengan derechos económicos y sociales, sino que lo pretende es convertir al trabajador occidental en trabajador del Tercer Mundo.

Frente a lo dicho Zufiaur propuso tres tipos de alternaticas: 1. un Nuevo modelo de sociedad, pero no concretó en que tipo de sociedad se estaba pensando. ¿Qué relaciones de producción se proponen? ¿Qué tipo de derechos sociales se propugnan? 2. Reforzar el Sindicalismo. Pero no nos estamos refiriendo a un tipo de sindicalismo burocratizado y pactista que pasa de los excluidos o que no piensa en lo derechos de los emigrantes que tambien son proletarios, pero con menos derechos que los nativos. O estamos hablando de Sindicatos de clase, democráticos y reivindicativos...3. Cooperación frente a la competitividad. El sindicalismo se ha de basar en la "solidaridad de clase" ha de sentar las bases de una nueva sociedad y eso pasa por los elementos democráticos de las relaciones sociales [potenciación de los comités y secciones sidicales frente a las burocracias, y caminar hacia la cogestión empresarial].
Javier Méndez-Vigo

1 comentario:

Blanca dijo...

Con tu permiso me llevo un párrafo de esta entrada a mi blog.

En mi blog entra gente de todos los colores y me gustaría que leyeran esto.

Salud.